Tarima flotante

Suelos de madera maciza muy confortables y duraderos

Tarima flotante

La tarima flotante es uno de los suelos más instalados en la actualidad. ¿Por qué instalar este tipo de tarima en lugar de otros? Porque es muy resistente, a la par que decorativa, aunando la belleza natural de la madera con la resistencia de los más modernos tratamientos, que la convierten en el suelo perfecto para cualquier espacio, ya que resiste tanto a la frecuencia de uso como a la presencia de humedad, el paso del tiempo, etc.

Es un tipo de suelo que no está pegado al soporte, lo que lo convierte en diferente de los suelos laminados, por lo que la instalación es muy sencilla y rápida, además de más económica. También es muy fácil de conservar y de limpiar, existiendo en la actualidad muchos productos específicos para este fin.

Instalamos dos clases de tarima flotante principalmente

Tarima flotante maciza

La tarima flotante maciza está compuesta por tablas de madera maciza, lo cual le otorga su característica belleza y durabilidad. Estas tablas tienen un grosor de 18 a 20 milímetros. Son muy resistentes, ya que quedan como nuevas si se acuchillan, lijan y barnizan, pudiéndose acometer este proceso hasta 10 veces.

Tarima flotante multicapa barnizada

La tarima flotante multicapa barnizada tiene una base que está conformada por varias capas de madera, que tiene asimismo una base de madera natural, que normalmente se trata de haya, roble o jatoba. La parte superior se barniza de fábrica. Gracias a su grosor, de entre 3 y 6 milímetros, se puede acuchillar 2 o 3 veces a lo largo de su vida útil.

Si quieres instalar una tarima flotante en Madrid, en El Corte Maderero tenemos una larga experiencia en instalación de tarimas tanto para interior como para exterior. Contacta con nosotros si quieres que te facilitemos más información o un presupuesto sin compromiso.